Historia
Galeria. Fundacion. Coleccion Jumex. Mexico. Ugo Rondinone

Eugenio López Alonso adquirió su primera obra de arte mexicano en 1994. Así inició simbólicamente la Fundación Jumex Arte Contemporáneo, ya que desde un principio, López Alonso pensó en compartir su interés por el arte, más que en acumular objetos.

Durante los años noventa del siglo XX, López Alonso se dedicó a estudiar el arte contemporáneo, además de viajar e investigar cómo conformar una colección que apoyara al desarrollo de las prácticas artísticas de su generación en México.

Al adquirir obras de artistas mexicanos y extranjeros, al expandir su mirada y su enfoque como coleccionista, López Alonso junto con un equipo de profesionales del arte concibieron la Fundación Jumex para fomentar el arte contemporáneo desde el coleccionismo, la educación, la investigación y el apoyo a artistas y museos.

La Fundación Jumex Arte Contemporáneo se instituyó formalmente el 3 de marzo de 2001 —con el invaluable apoyo de don Eugenio López Rodea y doña Isabel Alonso de López— cuando presentó la primera muestra de la Colección Jumex en la Galería Jumex, un edificio de 1400 metros cuadrados en Ecatepec diseñado por Gerardo García, dentro de las instalaciones del Grupo Jumex. Aunque un gran sector de la comunidad artística se sorprendió por la ubicación –una zona industrial, alejada del circuito del arte de la Ciudad de México– López Alonso y su equipo de trabajo estaban convencidos de que este laboratorio de experimentación consolidaría el avance del arte contemporáneo en México.

Para ello también se conformó una Biblioteca con un acervo inicial de 3,000 títulos relativos a la teoría y práctica del arte contemporáneo. De este modo, la Fundación Jumex impulsó la creación de un sistema de arte contemporáneo: además de exposiciones, artistas, obras y un coleccionista, se requería de nuevos públicos, investigadores y críticos que tuvieran una postura con conocimiento sobre este tipo de arte que estaba en pleno crecimiento en México.

Durante su primera década, la Fundación Jumex se consolidó como la institución privada sin fines de lucro que apoyó a curadores y artistas que actualmente forman parte del panorama artístico contemporáneo nacional e internacional, y aunque había un público que asistía a las exposiciones en Ecatepec, López Alonso sabía que había que dar un paso más que le permitiera compartir su entusiasmo por el arte contemporáneo con un público más amplio.

Así que ideó fundar un museo para que el público local pudiera conocer la obra de artistas contemporáneos reconocidos a nivel mundial. Se reunió con su equipo de trabajo y le encargaron la misión del diseño del edificio al arquitecto británico David Chipperfield, para lo que sería su primera obra arquitectónica en América Latina.

El 19 de noviembre de 2013 el Museo Jumex abrió sus puertas con el objetivo de despertar en los distintos tipos de visitantes su sensibilidad y sentido crítico.